Nuestro Blog: Traducción de documentos certificados

La complejidad de una traducción jurídica o legal

La traducción jurídica se caracteriza por su labor de traducir documentos especializados y tecnicos en el área del derecho. Estos textos, habitualmente redactados por profesionales del mundo jurídico, suelen componerse de una terminología y una fraseología muy específica. Los documentos legales contienen de arcaísmos, subordinaciones y construcciones pasivas que, junto con la longitud de los párrafos, la abundancia de incisos y la rigidez de su estructura, dificultan la comprensión del texto.
En éste tipo de documentos existen un gran número de conceptos jurídicos, a menudo desconocidos en la vida ordinaria que, además, pueden (e incluso suelen) no ser equivalentes a los mismos conceptos jurídicos en otros sistemas judiciales.
Es esencial que una traducción legal sea fiel e íntegra, además de idónea y eficaz; puesto que una traducción deficiente de un documento legal, podría originar demandas judiciales y pérdidas económicas importantes.
¿Cuándo puedo necesitar una traducción jurídica?

Los documentos redactados por un experto del campo del derecho, así como una gran parte de documentos aparentemente financieros pero con una importante carga de conceptos jurídicos pueden ser objeto de una traducción jurídica.
Así pues, podemos encontrarnos ante la necesidad de una traducción legal en situaciones de distintas índoles:
• Acuerdos comerciales internacionales en empresas que se dediquen a la exportación;
• Testamentos otorgados a extranjeros;
• Traducción de boletines oficiales de organismos estatales;
• Traducción de escrituras constitutivas de una empresa;
• Traducciones de contratos de trabajo en empresas internacionales;
• Certificados de nacimiento / Defunción;
• Manuales y boletines corporativos
• Etc.
¿Por qué no debo arriesgar mi traducción jurídica con cualquier traductor?

Teniendo en cuenta las características de las traducciones jurídicas, así como el hecho de que pueden derivar en efectos legales, una traducción inadecuada puede ocasionar perjuicios legales por los que no únicamente el traductor o su agencia podrían ser demandados, sino que además podrían originar consecuencias judiciales para el emisor y los destinatarios de la traducción; por no mencionar las pérdidas económicas que de ello podrían ocasionarse.
Para asegurar una buena calidad en el servicio de traducciones legales, es fundamental contactar con un traductor jurídico que disponga no tan solo del conocimiento de las lenguas de trabajo, sino que además, conozca las realidades legales de las distintas comunidades con cuyas lenguas trabaja.
A pesar de tener una buena formación en los tres campos de conocimiento mencionados, el traductor jurídico puede enfrentarse a expresiones o términos de difícil traducción en el idioma destino, por lo que su capacidad de documentación y su capacidad de creación también son de gran importancia.

Nuestro Blog

Traducciones Certificadas en México

Conoce más sobre la traducción de idiomas. Te compartimos información de interés relacionada con nuestro servicio de traducción certificada de documentos.

Qué es la Apostille y para qué la necesito?

La apostilla es un sello que reviste un documento y lo legaliza. Dicho sello recibe el nombre de Apostilla. La adición de la apostilla está...

Características de un buen traductor de idiomas

En la vida cotidiana cuando requerimos los servicios de un profesionista, procuramos cerciorarnos que tenga un nivel académico adecuado, que le permita responder a nuestras...

¿Qué se espera de un perito traductor?

Un perito traductor es una persona que además de tener un excelente manejo de la lengua materna y un conocimiento profundo de los idiomas que...

Documentos que requieren de los servicios de traductores oficiales o peritos traductores

Los traductores oficiales también conocidos en el medio como peritos traductores son quienes cuentan con autorización para ejercer el oficio de traductor y cuyas traducciones...